Ciudad de México a 08 de octubre (CÍRCULO DIGITAL). –  El presidente estadunidense Donald Trump condicionó esta noche su apoyo a un alivio migratorio para unos 800 mil jóvenes migrantes o “dreamers” a que el Congreso apruebe los fondos completos para construir un muro en la frontera con México y nuevos límites a la migración legal.

La Casa Blanca divulgó su lista de “prioridades legislativas”, que incluye además cambios para facilitar la deportación de niños migrantes centroamericanos, una ofensiva contra quienes rebasen los términos de sus visas, y más recursos para detenciones y deportaciones migratorias.

“Las prioridades incluyen en primero lugar seguridad fronteriza… para nosotros eso significa un financiamiento completo para la construcción del muro fronterizo”, señaló el director legislativo de la Casa Blanca, Mark Short.

“Estamos pidiendo que estas prioridades sean incluidas en cualquier legislación sobre el estado del DACA (programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia), o de otra manera la migracion ilegal y la migración en cadena probablemente aumentarán”, subrayó.

La lista la completan una reforma a sistema de asilo para evitar fraudes, la obligatoriedad del uso del programa de verificación laboral “E-Verify”, el combate a las llamadas “ciudades santuario” y más fondos para el cumplimiento de leyes migratorias en el interior de Estados Unidos.

Igualmente, plantea la creación de un sistema migratorio basado en méritos y no en la reunificación de cónyuges o hijos.

“Es importante ver este paquete como un algo holístico… Es un grupo completo de reformas que trabajan juntas para crear un sistema migratorio que necesitamos… son reformas esenciales como parte de cualquier paquete”, dijo un alto funcionario de la Casa Blanca.

La presentación de la lista detonó de inmediato un choque con los líderes demócratas de la Cámara de Representantes y del Senado, Nancy Pelosi y Charles Schumer respectivamente, que encabezan el rechazo de la bancada de su partido al muro en la frontera con México y a ligarlo al alivio para “dreamers”.

“La administración no puede ser seria sobre el compromiso de ayudar a los ‘dreamers’ con una lista que es un anatema a los ‘dreamers’, a la comunidad de inmigrantes y a la vasta mayoría de estadounidenses”, reaccionaron los dirigentes demócratas en un comunicado.

Trump había perfilado un entendimiento con Pelosi y Schumer, bajo el cual la Casa Blanca apoyaría una solución migratoria para los beneficiarios del DACA, conocidos como “dreamers”, a cambio de que los demócratas apoyaran fondos para la seguridad fronteriza, sin incluir al muro.

“La lista incluye al muro, que fue explícitamente descartado de las negociaciones. Si el presidente fuera serio sobre la protección a los ‘dreamers’, su equipo no ha hecho un esfuerzo de buena fe para lograrlo… Esta lista va más allá de lo que es razonable”, agregaron.

La lista de prioridades legislativas fue vista como una victoria del núcleo más duro de asesores de Trump, encabezado por Stephen Miller, que desde el inicio de la administración han abogado por endurecer las políticas contra la migración legal e ilegal.

El listado de prioridades migratorias fue enviado en un documento formal a los líderes demócratas y republicanos del Congreso, en momentos que el tema migratorio ocupa un lugar central en las deliberaciones legislativas.

Sin embargo, en el asunto del muro, el documento no establece ni la extensión buscada por la administración ni el presupuesto específico, y un funcionario de la Casa Blanca dijo esta noche que tales detalle serán consultados con el Congreso.

El comité de seguridad nacional de la Cámara de Representantes aprobó apenas la semana pasada una iniciativa de ley que incluye diez mil millones de dólares para el muro en la frontera, así como cinco mil millones de dólares adicionales para la contratación de más agentes.

El proyecto de ley aún requiere ser aprobado tanto por la Cámara de Representantes como por el Senado, donde enfrenta la oposición de los demócratas, en momentos que la administración Trump continúa con la edificación de prototipos del muro en San Diego.

Por separado. la bancada demócrata de la Cámara baja busca forzar el voto de una iniciativa de ley para beneficiar a los “dreamers”, pero hasta el momento no han logrado su propósito de llevarla al pleno camaral.

El tema migratorio forma parte de las acciones para el presupuesto federal del año fiscal 2018, aunque de momento el gobierno federal opera con un acuerdo transitorio que incluye financiamiento hasta el 9 de diciembre.