Alemania la gran decepción en Rusia 2018

La Copa Mundial de Rusia 2018 ha estado plagada de sorpresas, las cuales se han convertido en decepciones, tal es el caso de la Selección de Alemania que se quedó en la ronda de grupos.

Si bien de 1998 a la fecha los campeones europeos del Mundial no han podido pasar de la ronda de grupos en la siguiente edición (Francia no calificó a octavos de final en Corea Japón 2002, Italia en Sudáfrica 2010 y España en Brasil 2014), se veía complicado que Alemania repitiera el patrón.

No era creíble que los germanos se quedaran en la primera ronda, luego de la contundente manera con la que conquistaron la Copa Confederaciones el año pasado, incluso con un equipo alterno e incluso plagado de elementos juveniles.

No obstante, la “maldición” se hizo presente en Rusia, rompiendo quinielas y el mito de que el futbol es un juego de 11 contra 11, donde siempre ganan los alemanes.

Todo empezó de mala forma cuando cayeron en su primer partido contra México por la mínima diferencia; sin embargo, era un resultado presupuestado, ya que históricamente comienzan las justas mundiialista “frío” y va creciendo conforme avanza el certamen.

Después logró una sufrida victoria de 2-1 ante Suecia con un golazo de último minuto, anotado por el mediiocampista Toni Kroos; lo que hacía pensar que el campeón había despertado y se jugaría el pase ante Corea del Sur, que figuraba como el rival más endeble debido a sus dos derrotas.

Corea dio la sorpresa al vencer a los teutónes 2-0 y aunque esa épica victoria no les alcanzó para acceder al cuarto partido, si impidió que Alemania pudiera defender su título en las rondas de eliminación directa y con ello se gestó la decepción del torneo.