El debate en torno al Presupuesto de Egresos para el 2018, debe despojarse de demagogia e intereses electoreros : González Murillo

“Un paquete económico para 2018 racional, austero y disciplinado es una demanda mínima que debemos dar a la sociedad. Esta es la muestra de unidad nacional más contundente que tenemos que alcanzar para mejorar la realidad de las mesas y los bolsillos de todos los mexicanos”, expresó el coordinador de la fracción parlamentaria de Encuentro Social, Alejandro González Murillo.

Agregó que la estabilidad económica, la certeza y el sentido social tienen que ser una realidad que no únicamente sea vigente sino viviente, para que las y los mexicanos puedan percibirlo y mejorar sus condiciones de vida, así como la de sus familias.

Subrayó que es importante que los tres Poderes de la Unión estén dispuestos a apretarse el cinturón por igual

“Debemos velar por atender las necesidades de las familias afectadas, al tiempo de continuar con el curso de los objetivos planteados en el Plan Nacional de Desarrollo”, expresó

González Murillo asentó que no es momento de bajar la guardia ni la fuerza en las acciones ya emprendidas para impulsar el desarrollo del país, como tampoco deben enviarse mensajes demagógicos y huecos con visión electorera a la sociedad.

“El debate en torno al Presupuesto de Egresos de la Federación 2018, debe despojarse de demagogia e intereses electoreros enfocándose en el bienestar social y el mejor diseño y ejercicio del gasto público”.

El legislador por el estado de Hidalgo sentenció que, en estos tiempos de turbulencia económica, global y local, es de la mayor importancia realizar un análisis objetivo de las acciones emprendidas por el gobierno federal en materia de política económica y buscar en el Presupuesto de Egresos de la Federación opciones reales que mejoren las condiciones de vida de la población.

Reconoció que, a pesar de los logros del gobierno federal, no se debe olvidar que las reformas estructurales que han sido desdeñadas, despreciadas y severamente denostadas, fueron diseñadas como medidas de largo alcance.

“Por ello en Encuentro Social tenemos la seguridad que, a pesar de sus detractores, las mayores bondades aún no tienen el suficiente tiempo de madurez. No obstante, lo anterior, la reforma hacendaria ha empezado a mostrar sus beneficios al permitir destinar mayores recursos por concepto de participaciones federales a los municipios y a los estados”.