Gallo termina con aspiraciones de Pachuca

En un taconazo de Camilo Sanvezzo, el acarreo de Édgar Benítez y el gol de Yerson Candelo, se fueron la mayoría de las posibilidades de que el Pachuca avance a la liguilla. Los Tuzos perdieron por 1-0 contra el Querétaro. 

La explicación de cómo Gallos venció al Pachuca inicia por Tiago Volpi y termina en Camilo Sanvezzo, los mismos de siempre. Los dos brasileños, uno portero y otro delantero. Los estelares del Querétaro.

Volpi se encargó de frenar los embates de los Tuzos, no importa si los disparos venían de forma consecutiva y Camilo Sanvezzo supo reescribir una historia en la que parecía el vencedor sería el Pachuca.

Los de Diego Alonso estuvieron presionando la mayoría del partido, pero una jugada cambió el guión. Un taconazo de Camilo Sanvezzo, en el medio campo, apenas rebasando el minuto 50, descolocó a la defensa del Pachuca y abrió los caminos al Querétaro.

Ese movimiento del brasileño iluminó a Édgar Benítez, que recorrió con el balón hasta llegar al área y cuando parecía que el balón se le enredaba en las piernas, mandó a la guerra a Yerson Candelo.

El colombiano aprovechó el titubeo de García, se acomodó el esférico a la pierna derecha y cruzó a Óscar el Conejo Pérez. Suficiente para anotar el 1-0 y tumbar a un conjunto que piensa más en el Mundial de Clubes que en su liga.

La respuesta vino de la banca de los Tuzos, porque en el campo el Pachuca se quedó parco. Alonso metió al campo a Ángelo Sagal y Germán Cano, dos delanteros, pero el que tuvo otra oportunidad de gol fue el Querétaro.

Sanvezzo, como siempre, escapó y puso a prueba los reflejos de Óscar Pérez. El Conejo respondió y le dio algunos minutos más de vida a los suyos.

No sirvió ni el esfuerzo del Conejo y menos que el árbitro agregara cinco minutos, porque los Gallos dejan moribundo al Pachuca.