Incremento rompe con estancamiento de 4 décadas del salario mínimo: Chertoriviski.

salchSalomón Chertorivski, secretario de Desarrollo Económico de la Ciudad de México, afirmó que si bien es una buena noticia el incremento al salario mínimo a 80.04 pesos, “no es suficiente, porque se quedó 10 pesos abajo de la casta alimentaria, de esos 89 pesos con 35 centavos de los que también hablo Coparmex, que son los necesarios para que un adulto y un dependiente puedan por lo menos comer”.

Agregó: “Nos quedamos cortos, fue tímido el aumento, pero lo que sigue es dar la batalla para que en los primeros meses del próximo año se dé un siguiente incremento y podamos, primeramente, los 89 pesos con 35 centavos, para aspirar, en el mediano plazo, que el salario mínimo alcance la línea de bienestar que al día de hoy sería de 180 pesos, y eso es para que un trabajador pueda vivir con la mínima dignidad”.

Recordó que hace dos años, el jefe de gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, inició la invitación al diálogo del incremento de los salarios, empezando por los mínimos. 

“La posibilidad de hacerlo estaba cerrada, era un tema tabú, ni siquiera teníamos la posibilidad de tocar los mínimos. A dos años y lo que sucedió esta semana, al incrementarlo por arriba de la inflación, al lograr un incremento que rompe primero la caída y después el estancamiento de cuatro décadas del salario mínimo, romper esta tendencia es sin duda un primer paso en la dirección correcta”, señaló el funcionario capitalino.

Señaló que el salario mínimo como herramienta es un factor que puede ayudar a fortalecer el mercado interno y aumentar la productividad de las empresas, además de ser un movimiento mundial donde las experiencias de otras naciones como Inglaterra, han sido positivas y un factor que ayudó a que se diera esta discusión en México.

“Había un impedimento real para aumentar el salario, pues que se había usado el salario como una unidad de cuenta para muchas cosas como multas, financiamientos de partidos políticos e incluso para las hipotecas del Infonavit, y cuando se hablaba e incrementar el salario mínimo, se temía que iba a incrementar todo ello”, subrayó. 

En ese sentido, el secretario de Desarrollo Económico indicó que el lograr que por unanimidad se votara en el Congreso de la Unión y los locales una reforma constitucional, “que le quitara esta función al salario mínimo y la dejara nuevamente como la cuenta del ingreso del trabajador que menos ganas y los separara de los demás, es un cambio radical que en efecto permite que se puedan dar los incrementos”.

Salomón Chertorivski concluyó que el salario mínimo también dejó de ser un tema que se discute a puertas cerradas, donde las decisiones corresponden a los expertos y la ciudadanía no sabe lo que se discute. “Creo que dos años de diálogo público son en materia pública bien relevantes, porque nos hace cuestionarnos mitologías de nuestro propio modelo económico de las últimas décadas”.

Add Comment