INE acusa a precandidatos de ser opacos en informes de fiscalización

El Consejo General del Instituto Nacional Electoral advirtió que a 23 días de comenzadas las precampañas presidenciales existe un déficit de Andrés Manuel López Obrador, Ricardo Anaya y José Antonio Meade en sus ingresos y egresos que informan en el Sistema Integral de Fiscalización, y lo reportado “no corresponde a la intensidad de las precampañas desplegadas”.

El reporte de fiscalización señala que el precandidato priista, José Antonio Meade, no ha indicado de dónde provienen los 3 millones 652 mil pesos que ha gastado en sus actividades proselitistas.

Mientras que los precandidatos de Morena y del PAN no han reportado un solo gasto en la propaganda que realizan por internet u otro medio.

En sesión ordinaria, el consejero presidente del INE, Lorenzo Córdova, advirtió que quien no cumpla la rendición de cuentas sean independientes o precandidatos de partidos no aparecerá en la boleta electoral y reiteró la invitación a los ciudadanos para que den seguimiento de los gastos de todos los aspirantes a través de la página de internet de fiscalización.

Por su parte, el consejero Ciro Murayama indicó que hasta el momento Ricardo Anaya ha reportado gastos por 842 mil pesos e ingresos por 6 mil 900 pesos de militantes panistas, mientras que Andrés Manuel López Obrador ha reportado gastos e ingresos por 656 mil pesos, pero ninguno de los tres precandidatos ha sumado gastos por propaganda utilitaria es decir playeras, gorras y banderines que se ven en sus eventos.

Además, los consejeros electorales informaron que de los 184 aspirantes a candidatos independientes a una diputación federal solo 68 entregaron informes de fiscalización, es decir el 37 por ciento, y en el caso de 30 que si lograron obtener la totalidad de firmas de apoyo no presentaron sus ingresos y egresos por lo que no obtendrían la candidatura al incumplir con una obligación legal.

Los consejeros electorales señalaron que sólo dos de cada tres aspirantes a diputados federales rindieron informes de sus gastos, por lo que los independientes están en figuras novedosas pero prácticas de “opacidad viejas”.