Irán responde a Arabia Saudita y le pide cesar su “política hostil”

Ciudad de México a 08 de Noviembre (CÍRCULO DIGITAL).- El presidente de Irán, Hassan Rouhani, respondió hoy a las recientes advertencias lanzadas por Arabia Saudita contra su país por el disparo de misiles contra su territorio de los rebeldes yemenitas, y le pidió cesar su “política hostil” contra Teherán.

En una reunión con el gabinete, Rouhani defendió el ataque con misiles de la milicia Houthi contra territorio saudita y reafirmó el apoyo de Irán para el desarrollo de los países de la región. “No hay mejor que no sea la hermandad, la amistad y el ayudarnos unos a otros”, subrayó.

El sábado pasado, un misil balístico fue interceptado y derribado por las defensas aéreas de Arabia Saudita cerca del aeropuerto de Riad, sin causar bajas, el cual fue disparado por los rebeldes Houthi desde el vecino Yemen, con lo que Arabia Saudita advirtió la víspera que se reserva el derecho a responder.

El presidente iraní denunció las políticas destructivas y de confrontación de Arabia Saudita en Oriente Medio y subrayó que Riad ha cometido un “error estratégico” al considerar a Estados Unidos e Israel como amigos y a Irán como un enemigo, según reporte de la televisión iraní PressTV.

Rohani acusó a los Estados Unidos e Israel de sembrar discordia en la región para perseguir a sus propios intereses y de trabajar en la región para saquear la riqueza y el petróleo regional.

“(Arabia Saudita) se equivoca si cree que Irán no es su amigo, pero cree que lsus amigos son Estados Unidos e Israel. Esta mentalidad es un error estratégico y un error de cálculo”, destacó el presidente iraní e instó Riad a dejar de bombardear Yemen y a poner fin al baño de sangre en el vecino país árabe

La República de Yemen ha permanecido sumida en el caos desde septiembre de 2014, cuando las tropas rebeldes Houthi tomaron el control de la sede del gobierno, el aeropuerto, escuelas y varios edificios públicos en Saná, obligando al presidente Abd Rabbah Mansur Hadi a huir.

Desde el 26 de marzo de 2015, una coalición de nueve países árabes, liderada por Arabia Saudita, impulsa una ofensiva militar contra la milicia rebelde houthi, en busca de restablecer a Hadi en el poder de Yemen.

Rouhani consideró que Arabia Saudita debe dejar de confiar en Estados Unidos y el régimen de Israel y poner en práctica una estrategia más inteligente de acercamiento y unidad con los países de la región.

“Nuestro camino en la región es establecer y promover la estabilidad; no queremos cambios en las fronteras geográficas, las naciones deben decidir para sí mismas”, indicó, tras destacar que los bombardeos y agresión contra las naciones de la región deben detenerse.

Rouhani rechazó también las denuncias sobre la injerencia de Irán en los países de la región y subrayó que tales afirmaciones vienen mientras que la República Islámica participa en la lucha contra el terrorismo en Irak y Siria a petición de los propios países.

El mandatario de la República Islámica acusó a Arabia Saudita de librar una guerra mortal contra su vecino Yemen desde marzo de 2015 y cuestionó ¿cómo debe la nación yemenita responder a los bombardeos a gran escala (de Arabia Saudita)?

Las declaraciones de Rouhani se dieron en momentos en que el secretario general de la Liga Árabe, Ahmed Abul-Gheit, expresó este miércoles su solidaridad con Arabia Saudita por las amenazas extranjeras que atentan contra su seguridad.

Abul-Gheit afirmó que la intervención iraní en los países árabes es intolerable e inaceptable por todos y cada uno de los Estados árabes, ya que reflejan el deseo de Irán de crear tensión y malestar en la región, según un reporte de la cadena árabe Al Arabiya.

Subrayó que el deber de la Liga Árabe es de solidaridad con Arabia Saudita, mientras que frente “a esas amenazas de su seguridad”, aunque por otro lado indicó que el conflicto en Yemen es “lamentable”.