En la CDMX nadie gozará de fuero, aprueba Asamblea Constituyente

En la Ciudad de México nadie gozará de fuero y se combatirá frontalmente la impunidad, destacaron los diputados constituyentes Juan Carlos Romero Hicks y Cecilia Romero, al fijar la postura del Grupo Parlamentario del PAN (GPPAN) a favor de las enmiendas introducidas a los artículos 66, 67, 68, 69 y 70 del Proyecto de Constitución remitido por el Jefe de Gobierno de la capital de la República.

Romero Hicks destacó que actualmente, tanto el Jefe de Gobierno, al igual que los gobernadores y los diputados locales, tienen fuero en materia federal, “sólo que la palabra fuero parece espuria y se confunde con impunidad y en Acción Nacional no queremos impunidad, ni queremos tampoco simulación”, precisó.

Congruente con este objetivo, el GPPAN se pronunció a favor de eliminar la palabra “fuero” en el texto constitucional, preservando la inviolabilidad de las diputadas y diputados de la Ciudad de México por las opiniones que manifiesten durante el desempeño de su cargo.

Cecilia Romero, recordó que desde noviembre del 2014 el PAN, de la mano de organizaciones de la sociedad civil, presentó a la Cámara de Diputados un proyecto de reforma a la Constitución General de la República en materia de combate a la corrupción que derivó en la creación de un sistema Nacional Anticorrupción al más alto nivel y la promulgación de siete leyes.

Romero Hicks explicó a su vez que el origen de la institución del fuero es por doble vía: primero,   lo que se le llama la inmunidad parlamentaria, para que ningún miembro de un Congreso y pudiera ser recriminado o reconvenido o sancionado por sus expresiones públicas o su actuación  Como legislador.

Sin embargo, en la propia Constitución Política del país la palabra “Fuero” resulta un tanto imprecisa. El artículo 13 señala que no habrá fueros especiales y luego el artículo 61, cuando se refiere a la inmunidad parlamentaria, usa la palabra fuero y luego en el capítulo del 108 al 114 se presupone.

Entonces la palabra fuero es una palabra que hay que quitar. Claro que la siguiente batalla será en el Congreso de la Unión, concluyó Romero Hicks. De esta forma, el texto Constitucional de la Ciudad de México establecerá puntualmente:

“Las personas servidoras públicas son responsables por los delitos que cometan durante el tiempo de su encargo. En la Ciudad de México nadie gozará de fuero. Las diputadas y diputados al congreso de la Ciudad de México son inviolables por las opiniones que manifiesten en el desempeño de su encargo, no podrán ser reconvenidos ni procesados por estas. El presidente del Congreso de la Ciudad de México velará por el respeto a la inviolabilidad del recinto donde se reúnan a sesionar”.

Add Comment