CirculoDigital Principal

Mexicanos, sin defensa vs crimen organizado

Ciudad de México a 24 de Diciembre (CÍRCULO DIGITAL).-En promedio, hasta octubre pasado las 32 entidades del país no pudieron alcanzar el estándar mínimo del indicador del Estado de Fuerza que es de 1.8 elementos policiacos por cada mil habitantes, ya que se registran 0.8 policías por cada mil habitantes “considerando la depuración de elementos con resultado no aprobatorio en control de confianza”.

Pero además, sobresale que Chiapas se paga apenas cinco mil 391 pesos; Hidalgo, seis mil 617 pesos y Tabasco, seis mil 175 pesos; la capital del país no alcanza ni por mucho la media de nueve mil 933 pesos, pues apenas paga ocho mil 674 pesos a sus elementos policiacos.

Lo anterior se desprende del Diagnóstico Nacional del estado que guardan las Policías Preventivas de las entidades federativas conforme al Modelo Óptimo de la Función Policial y que ayer hizo público la Secretaría de Gobernación (Segob), en cumplimiento al Acuerdo 03/XLII/17 del Consejo Nacional de Seguridad Pública (CNSP).

En el documento se indica que el estado de fuerza a nivel nacional de las policías estatales preventivas es de 128 mil 922 policías que dan una cobertura de 1.1 policías por cada mil habitantes.

De éstos, 127 mil 379 han sido evaluados y ocho mil 921 (6.9 por ciento) cuentan con resultado no aprobatorio en la evaluación de control de confianza para ejercer la función de seguridad pública, por lo que, al restar los no aprobados, el estado de fuerza real operativo es de 120 mil 001.

De ahí que el Diagnóstico señala que las entidades federativas requieren formar a 115 mil 943 nuevos elementos para alcanzar el estándar mínimo de 1.8 policías por cada mil habitantes, que significan 235 mil 944 elementos.

Mientras que en el indicador 6, que refiere la mejora de las condiciones laborales para el fortalecimiento del Desarrollo Policial, se señala que los gobiernos estatales deben hacer un esfuerzo por otorgar a sus elementos policiales preventivos en activo las mejoras y/o prestaciones laborales mínimas para otorgar estabilidad, seguridad e igualdad de oportunidades en el empleo, fortaleciendo la vocación de servicio y el sentido de pertenencia a la corporación.

Ello observa la homologación al salario promedio nacional de referencia; acceso a créditos para vivienda; seguro de vida; servicio médico; fondo de ahorro para el retiro de los policías; acceso a apoyos para para familias de policías caídos en cumplimiento del deber, y becas escolares para hijos de policías

El estándar tendría que ser un salario igual o mayor a 9 mil 933 pesos (que era el promedio nacional del salario neto de los policías con el grado policial más bajo), y seis prestaciones básicas para el 100 por ciento de los elementos.

Pero el estatus nacional al 31 de octubre era que en 19 entidades se cuentan con salarios por arriba del promedio nacional de referencia y ninguna otorga las seis prestaciones básicas al 100 por ciento de sus elementos.

De hecho sólo en los estados de Tamaulipas, Sonora, Guanajuato, Durango y Baja California Sur, los salarios se observan por arriba de los 13 mil pesos; Zacatecas, Yucatán, Sinaloa, San Luis Potosí, Querétaro y Coahuila oscilan arriba de los 12 mil pesos.

Sobresale Chiapas en donde se paga apenas cinco mil 391 pesos; Hidalgo con seis mil 617 pesos y Tabaco con seis mil 175 pesos; la capital del país no alcanza ni por mucho la media de nueve mil 933 pesos, pues paga ocho mil 674 pesos. Le siguen Morelos con siete mil 056 pesos; Tlaxcala, siete mil 187 pesos; Campeche con siete mil 801 pesos y Jalisco con siete 724 pesos; Baja California con ocho mil 081 pesos, y con apenas nueve mil 074 pesos, Guerrero.

Mientras que Aguascalientes, Chihuahua, Colima, Estado de México, Michoacán, Nuevo León, Quintana Roo y Veracruz rondan entre los 10 mil y 12 mil pesos.

En un comunicado, la Secretaría de Gobernación señaló que “en un esfuerzo por contribuir a la focalización de la estrategia nacional de seguridad en cuanto al fortalecimiento de capacidades de prevención y combate a la delincuencia a nivel local”, el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública integró un diagnóstico de las policías preventivas de cada entidad federativa.

Esto, con el objetivo de dar a conocer el estado que guardan y hacer recomendaciones que les permitan mejorar las condiciones de seguridad de su población, con base en las capacidades de cada entidad y con el acompañamiento permanente de la Federación.

Se indicó que los diagnósticos fueron elaborados a partir de la información proporcionada por las propias entidades federativas respecto a los siguientes 10 indicadores, cuyos estándares reflejan requerimientos mínimos en la materia, esto es, Estado de Fuerza mínimo; Evaluación de Permanencia y Programa de Depuración Policial.

También Certificado Único Policial; Actualización en el Sistema de Justicia Penal; Academias o Institutos de formación policial; Mejora de las condiciones laborales para el fortalecimiento del Desarrollo Policial, y Comisión del Servicio Profesional de Carrera.

Además del indicador de Comisión de Honor y Justicia; Unidades de Operaciones Especiales, Policía Cibernética y Policía Procesal, así como Protocolos mínimos de actuación policial.

Se recordó que el diagnóstico de las policías preventivas estatales a nivel nacional se presentó el pasado 3 de mayo en una sesión privada de la Conferencia Nacional de Gobernadores.

Asimismo, a los gobernadores y al jefe de Gobierno de la Ciudad de México, se les entregó el diagnóstico focalizado de la entidad federativa que gobiernan incluyendo acciones específicas para atender cada uno de los diez indicadores.

Desde la entrega del diagnóstico a cada entidad federativa, por instrucciones del secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, el Secretario Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública se ha reunido con Gobernadores y Gabinetes de Seguridad de 17 entidades a fin de fortalecer y focalizar sus acciones en materia de seguridad y justicia y alcanzar el estándar establecido para cada indicador.

La Segob afirmó que a partir de este ejercicio, en varias entidades se ha registrado un impacto positivo en el fortalecimiento de las corporaciones policiales y sus integrantes.

En ello se incluye una mayor asignación de recursos para el reclutamiento y formación de nuevos elementos, el incremento de sueldos y prestaciones de su estado de fuerza y la mejora de la infraestructura y el equipamiento de sus Academias o Institutos de formación policial, entre otros.

“El Modelo Óptimo de la Función Policial ha permitido a las entidades federativas identificar sus principales áreas de oportunidad, definir metas claras y establecer acciones concretas para fortalecer sus capacidades de prevención y combate a la delincuencia, reducir los factores de riesgo de la violencia y dignificar la labor policial”, sostuvo Gobernación.

El diagnóstico puede ser consultado en la liga: http://www.gob.mx/sesnsp/articulos/modelo-optimo-de-la-funcion-policial?idiom=es

You may also like