Nacionales Política Principal

México necesita mayor relación entre universidades y mercado laboral.

El secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), José Ángel Gurría Treviño, consideró que México debe redoblar esfuerzos para promover la calidad y equidad en el sistema de educación superior, pues 77 por ciento de los jóvenes de 25 a 34 años no cuenta con este nivel de estudios, y en el rango de 25 y 64 años es 83 por ciento, mientras que en la OCDE en promedio 63 por ciento no tiene estudios de educación superior.

Gurría Treviño presentó el estudio “El futuro de la educación superior en México: promoviendo la calidad y la equidad”, donde el organismo que preside reconoce que el país ha dado pasos importantes para promover tanto la calidad como el acceso.

Comparó que en ciclo escolar 2017-2018 hubo más de 4.5 millones estudiantes inscritos en instituciones de educación, lo que significó el doble que en el año 2000, mientras la tasa bruta de cobertura también se duplicó, al pasar de 21 a 38.4 por ciento entre los ciudadanos 18 y 22 años.

Indicó que en las universidades públicas estatales, donde estudia la cuarta parte del total de estudiantes, tiene a más de 80 por ciento de alumnos de licenciatura en programas cuya calidad ha sido reconocida externamente.

Resaltó que casi uno de cada dos egresados mexicanos trabaja en un empleo que no requería educación superior, es decir, están sobrecalificados, lo que representa un desperdicio tanto de recursos para crear una calificación adecuada al mercado laboral, porque no las cualidades y calidades de los egresados no están siendo aplicados para el propósito que debería dentro del mercado laboral cotidiano.

Ante ello, subrayó, México debe alinear el sistema de educación superior con el mercado laboral.

Gurría Treviño dijo que México sigue enfrentando retos en la conexión de su sistema de educación superior con el mercado laboral, por lo cual los beneficios potenciales para quienes cursan este nivel educativo son todavía limitados.

Reiteró que el organismo internacional recomienda alinear el sistema de educación superior con el mercado laboral; apoyar a los estudiantes para que tengan éxito tanto en este nivel educativo como en el campo de trabajo, así como colaborar de forma efectiva para mejorar los resultados y la relevancia de la educación superior.

Entre las recomendaciones de la OCDE para que México promueva la calidad y la equidad en la educación superior, está la de construir un buen sistema de gobernanza, a través de una nueva ley en la materia, así como consolidar y fortalecer el sistema en este nivel educativo, pues actualmente conviven 13 subsistemas bastante fragmentados.

Comentó que garantizar la calidad y la equidad también requiere recursos financieros adecuados y bien utilizados, por lo cual reconoció la reconsideración del nuevo gobierno de reintegrar el presupuesto que se le había reducido a las instituciones de educación superior para 2019.

Ante el titular de la SEP, Esteban Moctezuma, opinó que con el nuevo programa “Jóvenes construyendo el futuro”, puesto en marcha este jueves por la Secretaría del Trabajo, ayudará a resolver algunos de estos problemas, pues pretende integrar al mercado laboral a 2.3 millones de jóvenes que ni estudian ni trabajan, llamados “ninis”.

You may also like