Entretenimiento Principal

Muere Rina Lazo, última mujer del movimiento muralista mexicano

La artista Rina Lazo, considerada la última mujer del movimiento muralístico mexicano, falleció la madrugada de ayer. Apenas el miércoles 23 de octubre había cumplido 96 años y festejó con gran ánimo.

El deceso de la pintora de origen guatemalteco ocurrió en su domicilio en la Ciudad de México, la llamada Casa de La Malinche o Casa Colorada, edificación colonial del siglo XVI que Hernán Cortés mandó construir en lo que es hoy el centro de la alcaldía de Coyoacán.

Valentina Maxil, amiga de la familia de Rina Lazo, informó del deceso y dijo que la creadora se mantuvo activa hasta el final.

La semana pasada concluyó su mural El inframundo de los mayas, comisionado por el Museo Mexic-Arte de Austin, Texas, donde se tiene previsto emplazarlo.

El Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (Inbal) anunció que, en acuerdo con la familia de Rina Lazo, en fecha próxima le rendirá homenaje en el Museo Mural Diego Rivera y que su último mural, antes de enviarlo a Austin, se exhibirá en el Palacio de Bellas Artes.

Los restos de Rina Lazo fueron velados en la agencia Gayosso de Félix Cuevas.

Vivir con intensidad

La Secretaría de Cultura federal lamentó desde su cuenta de Twitter la muerte de Rina Lazo, de la cual expresó que su ‘‘inigualable talentose encuentra plasmado en obras que engalanan importantes recintos de México y otros países”.

Valentina Maxil contó que en su más reciente cumpleaños incluso bailó. ‘‘Era una mujer maravillosa. Realmente nos deja un gran ejemplo de vida. Vivió intensamente, amaba lo que hacía y siempre luchó por lograr un México más equitativo. Fue una luchadora social, una promotora cultural extraordinaria y una excelente pintora y artista”.

Rina Lazo Wasem nació en la capital guatemalteca el 30 de octubre de 1923. Tras cursar estudios en la Escuela Nacional de Artes Plásticas Rafael Rodríguez Padilla, en su país natal, obtuvo una beca en 1945 para estudiar arte en México en la Escuela Nacional de Pintura, Escultura y Grabado La Esmeralda.

Allí tuvo de maestro a Diego Rivera, de quien se convertiría en su discípula y por quien conoció a Frida Kahlo. Debido a su relación con la pareja de artistas se hizo militante del Partido Comunista Mexicano y sus primeras obras están fuertemente ligadas con la estética y temáticas de los murales de Rivera.

La cercanía con Diego y Frida le permitió conocer a su futuro esposo, el pintor Arturo García Bustos, alumno de Kahlo, con quien contrajo matrimonio en 1949. A esta pareja se le conoce como Los Fridos.

Rina Lazo afirmaba que de Rivera aprendió ‘‘a ver y sentir de manera profunda y humana la vida”, así como el valor de lo nacional.

‘‘Mantener ese espíritu combativo y de denuncia y transmitir un mensaje histórico y social para traerlo a nuestro tiempo es lo que mi obra mural busca aportar”, dijo a la revista Artes de México.

Rina Lazo colaboró con Rivera en el mural Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central, en los murales del cárcamo del río Lerma, en los frescos del Hospital La Raza y en los mosaicos del Estadio Olímpico en Ciudad Universitaria. También en el cuadro mural con el tema de la agresión al gobierno democrático de Jacobo Arbenz, La Gloriosa Victoria, y en el que quedó plasmado un retrato de Rina.

En 1954 la pintora creó el mural al fresco Tierra fértil, que está en el Museo de la Universidad de San Carlos de Guatemala. En 1966, por encargo de Pedro Ramírez Vázquez, reprodujo las pinturas de Bonampak en el Museo Nacional de Antropología de México. Y en 1997 pintó el mural Venerable Abuelo Maíz en ese recinto. Son numerosas sus obras de caballete y gráfica lo mismo que sus exposiciones individuales y colectivas, nacionales e internacionales. Le sobreviven su hija Rina García Lazo y sus nietos Rina Damara y Armando.

Pesar en el país; Toledo, entre los fallecidos este año

Este 2019 ha sido para las artes plásticas en México un año de sensibles e importantes pérdidas. Se cuentan los decesos de los pintores Francisco Toledo (1940-2019), Gilberto Aceves Navarro (1931-2019), Rafael Coronel (1931-2019), Edmundo Aquino (1939-2019), Adolfo Mexiac (1927-2019), José García Ocejo (1928-2019) y Yani Pecanins (1957-2019).

Para el pintor Vicente Rojo, en charla con La Jornada, la muerte de Lazo es la pérdida de ‘‘una clásica de la pintura mexicana. A lo largo de toda su vida, con su obra y sus opiniones, se esforzó por la defensa del muralismo mexicano. La admiraba por su decisión para defender sus ideas. El valor que ella tiene es precisamente esa defensa de sus ideales”.

El director del Museo Nacional de la Estampa, Emilio Payán, dijo que para la institución que él dirige ‘‘se tiene a la maestra un profundo agradecimiento por su apoyo a la investigación de varios catálogos alusivos al Taller de Gráfica Popular, sobre todo por una investigación acerca de Arturo García Bustos, libro que se titula Obra gráfica de Arturo García Bustos. Pasión creativa, arte militante.

‘‘Lamentamos profundamente su fallecimiento. Es una gran pérdida. Entre los trabajos que se pueden destacar es el realizado cuando fue a la zona
arqueológica de Bonampak, donde hizo un estudio para hacer unas reproducciones de esos murales que se encuentran en el corazón de la selva Lacandona. Ese es un trabajo muy importante, además de haber fundado el Frente Nacional de Artes Plásticas para promover el arte mexicano en otras latitudes fuera del país. Ella es una artista en todo el sentido de la palabra”.

Para el pintor Gabriel Macotela, ‘‘por su edad, le tocó vivir momentos extraordinarios, al conocer a casi todas las figuras de lo que podríamos llamar la construcción de la pintura mexicana y también europea”.

You may also like