No sólo hay que sentir y vivir la Constitución Política, sino respetarla: Romo García

De igual modo, recordó que el Instituto Nacional de Antropología e Historia otorgó el premio Antonio García Cubas a la primera edición de la obra “Fuentes históricas de la Constitución de 1917”.

 Juan Carlos Delgadillo Salas, secretario de Servicios Parlamentarios de la Cámara de Diputados, señaló que la Constitución marcó el fin de la etapa armada y recogió los ideales de los revolucionarios, lo que permitió promover cambios radicales en las instituciones del país y generó una extraordinaria riqueza doctrinal que dio nacimiento a una nueva visión de Estado.

Añadió que el pacto de 1917, continúa dando sentido a la nación, pues en los cien años de vida ha demostrado ser un instrumento dinámico capacitado para responder a los desafíos del país con 706 reformas, a través de 262 decretos publicados, desde el 8 de julio 1921 hasta el 15 de septiembre de 2017.

Destacó que la administración gubernamental, próxima a concluir, impulsó 154 modificaciones a distintos preceptos constitucionales, por medio de 27 decretos, a fin de generar, la viabilidad de nuevas instituciones, prácticas normativas y económicas para asegurar el desarrollo de México ante un nuevo siglo y un nuevo milenio.

 “Estas nuevas instituciones, prácticas y derechos reconfigurarán  el espacio institucional del país y modificarán en los próximos años la manera de ver la política y democracia en México, es decir, representan una nueva etapa en el constitucionalismo mexicano”.

 Sadot Sánchez Carreño, director general del Centro de Estudios de Derecho e Investigaciones Parlamentarias (CEDIP) de la Cámara de Diputados, reiteró que el desafío de la Carta Magna es que los ciudadanos la sientan y la hagan parte suya, tal como lo concibió José María Morelos y Pavón, cuando la llamó “Los Sentimientos de la Nación”.

 “Se debe lograr que la Constitución no sea una norma fría y lejana, sino como el lugar que habitamos y la cual garantiza la plenitud de los derechos, valores sociales, las virtudes ciudadanas”.

Apuntó que se trata de una noble tribuna que da voz a los afanes y  constituye el cobijo de las libertades, pero sobre todo la que erige la cultura de la legalidad, pilar y cimiento del Estado de Derecho.

Expresó que la conmemoración de la Carta Magna realizada por los legisladores se desarrolló a través de cuatro ejes específicos nombrada “Diálogos Constitucionales”, donde se escuchó la voz de jóvenes, mujeres, indígenas y niños.

También se llevaron a cabo jornadas interinstitucionales para analizar la Constitución, con todos los actores y sectores de la sociedad. Además se elaboró una obra editorial en la materia y el mural escultórico, “Relieve que conmemora el Centenario de la Constitución de 1917”, de Ricardo Ponzanelli Quintero.

 Jorge Fernández Ruiz, coordinador de la obra “Fuentes Históricas de la Constitución de 1917”, mencionó que la publicación recopila las ideas, sucesos y textos que nutrieron a los encargados de elaborar la primera Constitución social del mundo.

Explicó que la primera edición está conformada por 2 mil 414 páginas, distribuidas en tres volúmenes, en tanto que la segunda agrega 510 páginas que incorporan otros pensamientos que influyeron en la generación de la ley fundamental de 1917, como las leyes de Reforma, el presidente Juárez y la Triple Alianza y Porfirio Díaz.

“Esta monumental propuesta editorial tiene como única finalidad resaltar el recuerdo del varón de Cuatro Ciénegas, Venustiano Carranza y de los 184 diputados constituyentes, que el 31 de enero de 1917 en el Teatro Iturbide en la Ciudad de Querétaro, protestaron para hacer guardar la Carta Magna”.

 La directora del Instituto Nacional de Estudios Históricos de las Revoluciones de México (Inehrm), Patricia Galeana, afirmó que la obra “Fuentes históricas de la Constitución de 1917”, cumplió ampliamente con el acuerdo firmado por los tres Poderes de la Unión de recordar, difundir y reflexionar sobre nuestra Carta Magna.

 “Me congratulo de este momento y felicito a todos los miembros del Comité conmemorativo del centenario de nuestra Constitución, por haber realizado este trabajo; sin duda, hubo misión cumplida”, acotó.

Comentó que los tres Poderes de la Unión acordaron formar dicho Comité conmemorativo, para lograr tres objetivos: uno, traer a la memoria a los hombres que defendieron la patria; dos, difundir el contenido de nuestra Constitución para que las generaciones conozcan el marco jurídico que nos permite una convivencia pacífica y tres, reflexionar sobre los mecanismos que hacen cumplir nuestra Carta Magna

Previamente, el presidente de la Cámara de Diputados, entregó el premio “Antonio García Cubas” que otorga la Secretaría de Cultura del gobierno federal y el Instituto Nacional de Antropología e Historia a Jorge Fernández Ruiz, coordinador de la obra “Fuentes Históricas de la Constitución de 1917”.

Este premio tiene como propósito reconocer y fomentar la labor editorial en el ámbito de la historia, antropología, arqueología y el patrimonio cultural.

El galardón también fue otorgado a los investigadores Javier Fregoso Zarate, Magdalena Díaz Bernal, Guadalupe García García, Carlos Ruiz Ortíz, José Luis Camacho Vargas, Rafael Estrada Michel, Guadalupe Fernández Ruiz y Ricardo Ponzanelli Quintero.

 Además se hizo un destacado reconocimiento a Miguel Ángel Porrúa, por ser el responsable de las dos ediciones del libro “Fuentes Históricas de la Constitución de 1917”.