Putin pide a países que poseen armas químicas a destruirlas

Ciudad de México a 27 de Noviembre (CÍRCULO DIGITAL).-El presidente de Rusia, Vladimir Putin, llamó a los países que poseen armas químicas a hacer todo lo posible para destruirlas cuanto antes, en un telegrama enviado a la conferencia de países miembros de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) en La Haya.

“Llamamos a los Estados que poseen armas químicas a seguir nuestro ejemplo (el de Rusia) y esforzarse al máximo para destruir lo más pronto posible lo almacenado”, según el texto difundido por la agencia rusa de noticias Sputnik.

Indicó que la firme voluntad política ayudará a “alcanzar nuestro objetivo común: un mundo libre de armas químicas”, además destacó que 2017 será el año de la completa destrucción de las armas químicas en Rusia.

El pasado 27 de septiembre, Rusia destruyó su última reserva de armas químicas, heredada de la época de la Guerra Fría, lo que representó un acontecimiento histórico y un paso enorme hacia un mundo más equilibrado y más seguro., consideró ese día Putin.

Subrayó que Rusia cumple estrictamente todas sus obligaciones internacionales, incluso en el ámbito del desarme y la no proliferación de armas de destrucción masiva, sin embargo, dijo, Estados Unidos sigue retrasando la eliminación de su propio arsenal.

El llamado de Putin fue enviado este lunes a los delegados de la 22 Conferencia de Estados miembros de la OPAQ en La Haya (Holanda), donde el director general del organismo, Ahmet Uzumcu, elogió la labor realizada en Siria.

“La OPAQ ha cumplido esta misión en circunstancias extremas, disipando todas las dudas sobre su capacidad de ejecutar tareas difíciles”, dijo Uzumcu en su discurso.

Destacó que todas las personas implicadas en esa misión en Siria hicieron un esfuerzo extra que a menudo excedió el límite de sus obligaciones.

En octubre pasado, la OPAQ presentó su informe, en el que responsabiliza al régimen sirio del ataque con gas sarín lanzado el abril de 2017 en la localidad siria de Jan Sheijun, así como grupo extremista Estado Islámico (EI) del uso de gas mostaza en Umm Haawsh en septiembre de 2016.

El régimen del presidente Bashar al Assad ha negado haber empleado sustancias tóxicas y al contrario culpa a los terroristas del ataque en Jan Sheijun, en la provincia de Idlib, que causó al menos 83 muertos, incluidos 28 niños y 23 mujeres, además casi 300 heridos.

Al intervenir este lunes en la conferencia, el vicecanciller sirio, Faisal Mekdad, aseguró que su país seguirá informando a la OPAQ sobre cualquier intento por parte de los terroristas de obtener armas y sustancias químicas, así como sobre sus intentos de utilizarlas contra civiles y el Ejército sirio.