Economía

Sin tecnología, pequeñas y medianas empresas son obsoletas

Las pequeñas, medianas y grandes empresas que se resisten a implementar en su interior tecnología, pueden volverse obsoletas, por lo que los emprendedores tienen que ver las innovaciones como una inversión.

En entrevista, el director comercial de Edenred, Eduardo Zetina, señaló que en México es una común creencia de que la tecnología sólo es un gasto; no obstante, “incluirla en un nuevo proyecto es una inversión, pues la impulsa y le da valor agregado”.

Explicó que para perder el miedo, los emprendedores tienen que analizar cuáles son las necesidades del negocio y decidir qué tipo de herramientas se necesitan para evitar gastos superfluos.

En ese sentido, el directivo habló sobre el apoyo que en la actualidad tienen los emprendedores, en donde existen incubadoras de negocios y startups que, dependiendo de sus políticas y reglas, otorgan dinero a proyectos para impulsarlos.

Aunque también existen otras dificultades a las que se pueden enfrentar este tipo de empresas; “con frecuencia, al iniciar un negocio, la emoción y euforia puede evitar ver ciertos detalles que se requieren para que la idea sea rentable y verdaderamente productiva”, comentó Zetina.

Según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en México, sólo 15 por ciento de los cinco millones de unidades económicas tienen acceso a crédito bancario, donde el financiamiento es lo habitual para poder iniciar cualquier tipo de negocio.

Sin dejar a un lado que los empresarios deben conocer no sólo los detalles de su propio negocio, sino estar al tanto de las demandas en el mercado, la posición de la competencia y las tendencias que están adoptando, pues “conocer el entorno del mercado al que se quiere adentrar es como se pueden crear mejores planes y estrategias”, agregó.

En ese sentido, abundó en las características que un emprendedor debe tomar en cuenta para salir a flote con su empresa, como el hecho de perder el miedo al fracaso, posibilidad que siempre existe en un inicio, pero intentarlo de nuevo y mejorar en lo que se ha fallado, lo es todo.

Ante ello, el director comercial de Edenred puntualizó que el hecho de tener una idea no significa que se vaya a tener éxito, y se debe conocer qué pasa en el mercado, la competencia, estar familiarizado con el giro y siempre mantenerse informado.

“El iniciar un negocio no es imposible, pero puede no llegar al primer intento, pero nunca se debe dejar de intentarlo”, aseguró.

Destacó que también la resistencia a implementar tecnología en las empresas puede provocar su estancamiento; “hoy en día, una pequeña empresa que no tiene tecnología integrada es potencial a volverse obsoleta, aunado al bajo porcentaje de negocios que prosperan más allá de los dos años”, dijo.

Expuso que las ventajas que tiene incluir la tecnología es una mayor productividad y rendimiento, procesos más eficientes, reducción o eliminación de las barreras de comunicación, así como la elevación de la competitividad.

“La tecnología, sin lugar a dudas, ayuda a tomar mejores decisiones porque se tiene un panorama amplio de lo que sucede en la empresa”, finalizó el directivo.

Leave a Comment

You may also like