Entretenimiento Principal

Sonideros en «Al Chile», nuevo disco de Lila Downs

«Este concierto y este disco son muy sonideros. La verdad es que estoy experimentando está tradición mexicana, que se lleva a cabo en diversas regiones y pueblos, como en Oaxaca, específicamente Juchitán, donde se juntaron 200 músicos. El disco quiere ser una recreación de ese encuentro maravilloso de soneros y el uso y variedades de chiles».

Palabras de Lila Downs, la reconocida cantante quien se presentará este sábado en el Teatro Diana, de Guadalajara, Jalisco.

La intérprete oaxaqueña presentará “Día de Muertos: Al Chile”, un espectáculo en el que sonarán las canciones de su nuevo álbum, «Al Chile».

En esta producción, la ganadora de múltiples premios Grammy, presenta once canciones en las que la artista retoma la música tradicional de fiestas populares como la cumbia, la chilena, el sonidero y el merequetengue.

«Pueden convivir muy bien las raíces del son y la modernidad. Puedo mostrar estos diferentes mundos que conviven en el son, en el arte mismo», dice la cantante.

El disco que da hilo conductor al concierto cuenta con la participación de varias bandas de músicos tradicionales: La Sonora Tropicana, Banda Misteriosa de Oaxaca, Grupo Costa Azul (músicos del legendario Rigo Tovar), Banda de música de Juchitán del Cemxha y algunos músicos de la Costa Chica.

Al Chile fue grabado en CDMX, Oaxaca de Juárez, Juchitán y Nueva York. Y sobre él próximamente se estrenará el documental “El Son Del Chile Frito” (nombre de una de las canciones inéditas del disco).

“Sí, es un homenaje a ese fruto de la tierra que nos causa tanto antojo y sufrimiento, pero que finalmente ¡nos encanta! Empezamos a freír el chile, agregamos beats de la ciudad y saxos, trompetas y tarolas de la costa para complacer el vicio del baile. La manda de la música es el motor mágico, uniendo el pueblo y la cuidad. Con una chela en la mano, soñando de un lugar con una palmera donde uno se enamora y reflexiona”, explica la cantante.

Agradezco a Camilo Lara que nos reunió e hizo de las suyas dice Lila Downs. «Sobre el tema del chile para un disco la gente se entrañaba un poco. Cómo se le ocurre a esta Lila, pero ahora disfrutan los conciertos, bailan e incluso platican conmigo sobre el chile. A cada estado que vamos vemos un orgullo ahora al hablar de sus propios chiles»

Cabe recordar que Lila Downs es una cantante, compositora, productora, actriz y antropóloga de origen méxico-americano. Desde los ocho años Downs se desarrolló como artista, interpretando rancheras y canciones tradicionales de su estado natal, Oaxaca. A la edad de catorce años se muda a Estados Unidos y empieza a estudiar música en Los Ángeles, California, para posteriormente estudiar Antropología en la Universidad de Minnesota.

En 1989 comienza su carrera artística como vocalista del grupo Los Cadetes de Yodoyuxi junto a Paul Cohen. Pero no es hasta 1994 que logra grabar su primer álbum como solista: Ofrenda, una obra que contiene temas tradicionales mexicanos cantados en español, mixteco y zapoteco, lo cual marcaría para siempre su línea musical.
La mexicana recorrió un camino difícil dentro de la industria musical hasta el lanzamiento de Árbol de la Vida, con el que llega más allá de México y Estados Unidos, ya que el público de Europa y América Latina abre también sus puertas a su propuesta musical, ya que sus producciones ofrecen un canto en el que suenan al unísono las voces del México multicultural, combinando los recursos de la industria musical contemporánea con los sonidos autóctonos de comunidades representativas de distintas regiones del país.

En su anterior disco Salón Lágrimas y Deseo, destaca el folclor mexicano en cada una de las 14 canciones que lo conforman, cinco de ellas con las participaciones de Andrés Calamaro, Carla Morrison, Banda Tierra Mojada, Diego “El Cigala” y Mon Laferte.

A lo largo de su carrera, Downs ha apoyado diversos proyectos culturales y sociales, caracterizándose por la diversidad de sus contenidos, interpretando música tradicional mexicana y nativa de Mesoamérica, en español, inglés y en lenguas de las culturas mixteca, zapoteca, maya y náhuatl. Expresando en sus canciones y proyectos de activismo social la preocupación por temas como la justicia, los derechos civiles, amenazas de los periodistas en el país y más recientemente sobre la situación de los migrantes en Estados Unidos bajo la administración Trump.

Además de ser ganadora de cinco premios Grammy Latino y un Grammy por su talento musical, en 2016, recibió un título Doctorado Honoris Causa por la Universidad DePaul en Chicago en reconocimiento a su trayectoria donde, a través de su música, enaltece las tradiciones mexicanas, los ritmos latinoamericanos y la justicia social.

You may also like