Jue. Oct 28th, 2021

El sector privado del país advirtió que si avanza la Reforma Eléctrica del Ejecutivo Federal, subiría el costo de producción del Sistema Eléctrico Nacional en al menos 62 mil 100 millones de pesos anuales, lo que generaría un boquete en las finanzas públicas.

El CCE advirtió que para el 2031, en conjunto con el subsidio eléctrico, los sobrecostos alcanzarían más de 1.4 billones de pesos acumulados.

El organismo que encabeza Carlos Salazar aseveró que 44 mil millones de dólares en capacidad instalada de generación privada estarían en riesgo de confiscación y expropiación indirecta.

El CCE consideró que la iniciativa tendría efectos confiscatorios sobre las inversiones operativas y comprometidas en los mercados de generación, suministro y comercialización. Además sin la posibilidad de recurrir a medios de defensa nacionales, los inversionistas se verían oblicados a acudir directamente a arbitrajes internacionales.

El CCE dijo que es previsible el inicio de controversias Estado – Estado por incumplimiento de los acuerdos comerciales. Sobre la Reforma Eléctrica y el caso del T-MEC, la decisión del panel es obligatoria y podría traer represalias comerciales por un monto equivalente al valor perdido por los demandantes.