Principal

Exigen auditorias y destitución a funcionarios responsables de inundaciones

 

  • En Donde Están Los Presupuestos De Los Organismos Del Agua???

Estado de México a 30 de agosto (Periódico Palacio / Círculo Digital).-Peligro latente en diversas partes de la Zona Metropolitana por las lluvias que se han dejado sentir, apenas ayer las inundaciones fueron causa de bastante malestar entre la ciudadanía de municipios como Tlalnepantla, Naucalpan, Atizapán de Zaragoza, Cuautitlán Izcalli y Ecatepec, que no podía faltar este último en cuanto a reclamos se refiere, precisamente por la falta de gobernabilidad en la tierra del mismísimo gobernador Eruviel Ávila Villegas.

Sería bueno una revisión exhaustiva, por ejemplo en Tlalnepantla, de que se está haciendo con el presupuesto  del mil 200 millones de pesos  anuales y en que se usan. Por esto se comienzan a sentir expresiones de descontento e inconformidad  por las altas tarifas que cobra el Organismo Operador del Agua Potable, “OPDM” en contraste con los daños que se presentan apenas una lluvia de mediana intensidad.

Desde días pasados a hoy, son graves los señalamientos de alarma que los habitantes de zonas como Valle Dorado, Arboledas, Pirules e incluso la Zona Centro, lanzan a las autoridades municipales porque  la gente está inconforme con  el servicio del agua que se ofrece, el precio;  la calidad del agua no está de acuerdo  con  lo que establece el Derecho  humano al agua,  la gente ya está informada  más o menos, de cuantos pozos hay,  cuantos ingresos tienen estos organismos que se están convirtiendo en las “cajas chicas” de los gobernantes y además cuales son las tarifas adecuadas.

Se quejan todos  los ciudadanos  participantes de las tarifas y, hoy, los Organismos del Agua municipal les salen con su ‘domingo siete´ con grandes inundaciones. La  tremenda burocracia que hay en esos organismos, que tienen una administración “autónoma” y que debieran prestar un servicio, no bueno sino excelso, tienen en un hilo la seguridad social de los habitantes de estos municipios que han sido literalmente inundados.

De acuerdo con declaraciones de  Max Correa Hernández, líder social que ha luchado desde hace mucho tiempo por los intereses de la población de Tlalnepantla, “este tipo de eventos no debieran presentarse y por lo tanto se ha iniciado la integración de equipos de trabajo, compañeros que tienen conocimiento y que se meterán de lleno al tema”, dijo.

En algunas colonias añadió, hay carencia de agua y en otras, tandeos, hay escasez, en otros lugares hay mala calidad  y sobretodo la mayoría de las voces coincide  en las altas tarifas, del organismo  que encabeza Rodolfo Martínez Muñoz.

En Atizapán de Zaragoza la avenida más importante como lo es el Boulevard Adolfo López Mateos se convirtió el día de ayer en un río, vehículos quedaron atrapados con el agua a medio metro de altura, esto apenas a unas calles del Palacio Municipal, lo que quiere decir que los trabajos de dragado no existen y la población se pregunta y los millonarios  presupuestos quién los tiene, en dónde están?.

Representaciones sociales están convocando a la ciudadanía a organizarse, “no es posible que el gobierno  no tenga a las personas  adecuadas para que realmente trabajen los drenajes y, que los ríos no se  contaminen  con las aguas negras, pero sobre todo evitar al máximo este tipo de eventos que pone en peligro la seguridad social y la vida de los habitantes, ahora podemos hablar que también en zonas residenciales y no sólo en las populares como les llaman existen este tipo de eventos”, explican.

Otro vecino durante el Foro Municipal “Derecho al Agua” denunció que en la Unidad  de Transparencia,  un asesor del OPDM, reconoció  que un 40 por ciento del caudal de agua potable se desperdicia en  fugas,   reconociendo una falla;  algunos dicen que  es el 60 por  ciento que se va al drenaje, y esto hace la pregunta ¿porque no se demanda por negligencia u omisión? o se pide la destitución, que haya una inversión por lo menos de acción por parte del municipio y del gobierno  estatal para corregir o denunciar penalmente a esos malos  directores encargados del suministro y buen funcionamiento del agua, dijo

You may also like