Sáb. Nov 27th, 2021

Con el objetivo garantizar que la Auditoría Superior de la Federación (ASF) siga gozando de autonomía y no esté supeditada a la voluntad de nadie, el Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática en la Cámara de Diputados, en voz de su coordinador Luis E. Cházaro, instó a fortalecer a las instituciones del Sistema Anticorrupción del país

“Hoy -más que nunca- México necesita un equilibrio de fuerzas. Soluciones que estén a la vanguardia de los actuales desafíos y para ello tenemos la gran oportunidad de fortalecer al Legislativo frente a los otros poderes, entre ellos el Ejecutivo, e ir contra decisiones centralizadas, especialmente en el tema que nos ocupa: El de la corrupción”, señaló.

Espinosa Cházaro resalto que la transparencia y rendición de cuentas son temas que deberían ocupar mucho más espacio en el centro del debate nacional toda vez que los Índices de Percepción de la Corrupción 2020, ubican a México en el lugar 124 de 180 países evaluados y continúa siendo el de calificación más baja entre los que integran la OCDE… “Hay mucho por hacer en los hechos más allá de los discursos”, enfatizó.

El legislador federal precisó que es tiempo de contar con instituciones fuertes que  garanticen transparencia absoluta sobre las decisiones y la actuación gubernamental.

“Es tiempo de fortalecer a las instituciones que nos hemos dado para custodiar el manejo de los recursos de las y los mexicanos, a partir de sistemas eficaces de rendición de cuentas y sanciones que impidan más impunidad”., resaltó ante los coordinadores de los grupos parlamentarios de los partidos que conforman la 65 Legislatura, así como diputadas y diputados integrantes de la Comisión de Vigilancia de la ASF reunidos en el salón “Legisladores de la República”.

En este marco, Cházaro dio el respaldo del Grupo Parlamentario del PRD al Auditor Superior de la Federación, David Colmenares, para fortalecer a esta institución y su autonomía; y también le hizo notar que habrá especial cuidado de que cumpla cabalmente con su función.

“La vigilancia sobre el manejo de los recursos públicos por parte de los diversos entes gubernamentales, es un mandato constitucional que tiene esta Cámara de Diputados y la rendición de cuentas es una obligación de las autoridades hacia la ciudadanía”, recordó.

“En una democracia, la rendición de cuentas tiene dos funciones básicas: Por un lado, implica la obligación de políticos y funcionarios de informar sobre sus decisiones y de justificarlas en público; y por el otro, implica la capacidad de sancionar a los mismos en caso de que hayan violado sus deberes públicos” estipuló.

Al finalizar, Luis E. Cházaro resumió que la Auditoría Superior de la Federación tiene como función principal fiscalizar el uso de los recursos públicos federales en los tres poderes de la Unión, sin mencionar que cuenta con autonomía técnica y de gestión en lo que respecta a su trabajo y resulta es esencial vigorizarla para salvaguardar la transparencia en el manejo de los recursos que pertenecen a las y los mexicanos.