Columnas Opinión Política Principal

México no ha cambiado en el uso de legisladores “levanta dedos”

Por Víctor Barrera 

La aprobación de la Ley de la Industria Eléctrica, presentada como iniciativa preferente por López Obrador, solo mostró que los legisladores de Morena y sus aliados PT y PES, trabajan para el titular del poder Ejecutivo y en ningún momento se detuvieron a leer opiniones de expertos, empresarios y académicos que manifestaron su preocupación los resultados de aprobar dicha iniciativa 

Los diputados federales no los escucharon y decidieron que lo mejor para el proyecto de la 4T era establecer esta nueva ley, pese a que se advirtió que los resultados serán un alud de demandas, por parte de quienes han invertido sus capitales en la generación de energía eléctrica dentro del país. 

Estas demandas podrían constituir un gasto mayor al erario público que se sumará a la inversión necesaria que tendrá que realizar el Estado para no solo establecer plantas generadoras de energía, sino almacenes para poder guardar  el energético y sus insumos que podrán ser utilizados en tiempos difíciles. 

También se deberá pensar en los recursos que se tendrán que destinar a la exploración, y distribución de los insumos para la creación energía eléctrica. 

Otro punto en contra de esta aprobación realizada por los legisladores de Morena, PT y PES es que se manda un mensaje claro a los inversionistas, que, si a este gobierno no le satisface el rumbo que esté tomando cualquier ley, podría ser cambiada de la noche a la mañana, lo que se traduce en incertidumbre y esto no ayuda en captar esos recursos necesarios para realizar la construcción de la infraestructura suficiente en la generación de energía eléctrica. 

Todo esto se traducirá en dos respuestas para hacer frente a esto, la primera que significa el incremento de las tarifas eléctricas para poder  obtener estos recursos  a través del pago que realicen los consumidores, algo que en declaraciones del presidente de la Comisión de Energía en la Cámara de Diputados, Manuel Rodríguez González, diputado por Morena, no pasará porque “está garantizado que no habrá incremento en las tarifas de  electricidad para el consumidor”, esto deja la otra solución para no  hacer que el consumidor final pague el costo real de la generación de energía, tendrá que aplicarse un subsidio, lo cual  será dinero del erario público, lo que implica cambiar el rumbo de las inversiones del Estado en  algunas otras áreas productivas o de beneficio social. Como son salud, educación, ciencia y tecnología  

No veo en el corto plazo una solución a esto, de no ser que México tenga tasas de crecimiento superiores al 5 por ciento, para poder obtener recursos vía pago de impuestos, porque también existe la promesa de que estos no se incrementaran en esta administración federal. 

Pero para tener estos niveles de crecimiento es necesario contar con capitales suficientes que empujen en la generación de energía eléctrica, insumo indispensable en cualquier proceso productivo, con costos bajos y precios de igual forma. 

Esperemos que en el Senado de la República no se apruebe de manera rápida esta nueva Ley y se analicen a profundidad los pros y contras de ello. 

Esperemos que los senadores de Morena, coordinados por Ricardo Monreal, si escuchen a los expertos, dirigentes empresariales e industriales, académicos y trabajen a favor de México y no solo de López Obrador y erradiquen la vieja costumbre de los legisladores levanta dedos que simplemente se dedican a decir “si señor presidente” sin analizar las cosas. 

You may also like