Select your Top Menu from wp menus

Plan Nacional de Pacificación y nueva estrategia de seguridad, plantea Álvarez Máynez

Un Plan Nacional de Pacificación con nueva estrategia de seguridad pública nacional que forme policías civiles capaces, con facultades, y con dignidad para enfrentar el problema de inseguridad que padece el país, propuso Jorge Álvarez Máynez, candidato presidencial de Movimiento Ciudadano (MC).

“Una policía nacional de caminos que cuide las carreteras, que enfrente el robo en autotransporte, que tiene un problema de seguridad, pero también un problema económico”, planteó ante estudiantes de la Universidad Iberoamericana Torreón.

Añadió que las fuerzas armadas sí pueden participar en tareas de seguridad pública, “pero lo que ha dicho la Corte Interamericana de Derechos Humanos es que esa actuación tiene que ser extraordinaria, temporal y que no puede ni ser permanente ni sustituir a las tareas de las fuerzas civiles”.

Álvarez Máynez expresó que es necesario honrar la lealtad de las fuerzas armadas, esa disciplina, con una nueva estrategia de seguridad que forme policías diferentes.

Recordó que durante el tercer debate el pasado domingo 19, criticó la “fallida estrategia de seguridad que planteó Felipe Calderón en el 2007, que sé que aquí en Coahuila hubo una polémica, una resistencia a esa estrategia”.

Comentó que los presidentes de la República han abusado de esa facultad que tienen al ser comandantes de las fuerzas armadas, “y han ordenado sistemáticamente al Ejército cosas que no le corresponden en su diseño institucional, en su diseño constitucional”.

Reveló que en el marco jurídico internacional, México tiene demandas en la Corte Penal Internacional y en la Corte Interamericana de Derechos Humanos por la actuación de sus fuerzas armadas.

El candidato de MC señaló que esto ha propiciado que muchos gobernadores y presidentes municipales se “tiren en la hamaca”, y que el gobierno federal también descansó una tarea sustantiva del Estado mexicano en las fuerzas armadas.

Álvarez Máynez propuso entonces tener “cuerpos civiles, policías civiles capaces, bien adiestradas; no sé si todos lo sepan, pero para ser policía en México hace falta estudiar seis semanas de capacitación. Capacitamos menos a nuestras policías que Starbucks a sus baristas, y eso es una cosa que tiene que cambiar”.

Reveló que los policías en México carecen de seguro de vida, de seguro de gastos médicos mayores y no tienen ni siquiera una facultad de investigación.

“Si te roban un celular y vas con un policía, te va a decir que vayas al Ministerio Público (MP); debería de poder tener esa facultad de investigación que hoy tiene en exclusiva el MP.

Planteó utilizar en cambio a las fuerzas armadas de forma extraordinaria, con operativos delimitados territorialmente y también en términos de temporalidad, y que haya siempre una contraprestación.

Dijo que así funcionan las democracias que operan bien en el mundo y que han gestionado bien la seguridad.

“Tenemos un problema grave de seguridad, por ejemplo, entre la frontera que está entre Coahuila, Tamaulipas y Nuevo León. ¿Qué hacemos? Bueno, las fuerzas armadas se van a desplegar por tal periodo; el compromiso de los gobiernos estatales es desarrollar operativos que complementen esa actuación y solucionen”.

Expresó que para lograr esto es necesario cambiar el enfoque, porque es muy importante que en el Estado mexicano haya claridad de qué es lo que se tiene que combatir.

“Debemos dejar de tener, como hoy sucede, cárceles llenas de pobres, 110 mil personas que están en las prisiones ni siquiera tienen una sentencia; la inmensa mayoría están ahí porque no tienen un medio de defensa, para tener un abogado, un amparo, y calles llenas de delincuentes”, acusó.

Álvarez Máynez aseguró que con estrategia, tecnología, un diálogo permanente y un “respeto permanente a lo que significan nuestras fuerzas armadas, creo que podemos revertir esta estrategia fallida e iniciar un Plan Nacional de Pacificación”.

About The Author

Related posts